Cuando nos conectamos con la música, cosas mágicas pasan. Hacemos realidad las ideas más locas y nos atrevemos a dar el siguiente paso. Con Oh’laville tuvimos la posibilidad de volarnos la cabeza y rodar el videoclip para “Primitivos”.