Hay productos, como este, que son más que una rutina de belleza: que se vuelven parte de la vida, que buscan conectar con la audiencia, hacerlos parte de su historia. Con Dermasmart logramos contar esta historia con lujo, estilo y arte.